El Mesías. Georg Friedrich Händel

El Mesías es un oratorio compuesto por Georg Friedrich Händel en 1741. Aunque tradicionalmente asociado con la Navidad, trata no sólo el nacimiento de Jesús sino toda su vida.

Consta de tres partes:

  1. La primera parte se basa en el Libro de Isaías, que profetiza la venida del Mesías y tiene por tema el Adviento (venida del Redentor) y la Navidad.
  2. La segunda parte se compone de profecías de Isaías y citas de los evangelistas. Ilustra la Pasión, la Resurrección y la Ascensión, y finaliza con el Aleluya, con coro, trompetas y timbales.
  3. En la tercera parte se relata la victoria de Cristo ante la muerte, el Juicio final y la palabra Amén, que corona la obra. Incluye una cita de Job: “Yo sé que mi redentor vive”, y el resto proviene principalmente de la Primera Carta a los Corintios de San Pablo. Los coros finales están tomados del Apocalipsis.

El Aleluya está el el minuto 1:39:39. Para seleccionar otras secciones, vea el vídeo en Youtube y pulse ‘Mostrar más’:

  1. Primera parte desde Ouverture (0:00) hasta His yoke (50:26)
  2. Segunda parte desde Behold the lamb 53:00 hasta Hallelujah 1:39:39
  3. Tercera parte desde I know that my redeemer liveth 1:43:33 hasta Worthy is the lamb 2:09:16

Poemas en música

328px-Hildegard_von_Bingen
Santa Hildegard von Bingen

O viridissima virga. Letra y música de santa Hildegard von Bingen (1098-1179)

Oh verdísima vara, ave, que en el soplo de viento de la pregunta de los santos brotaste.
Cuando vino el tiempo en el que floreciste en tu rama, ave, salve porque el calor del sol se destiló en ti como el olor del bálsamo.
Pues una flor hermosa surgió en ti la cual dio su perfume a todos las especias que estaban secas.
Y todas aquellas reaparecieron en pleno verdor.
Del cielo enviaron rocío sobre la hierba y toda la tierra se alegró, ya que su vientre produjo el trigo y las aves del cielo hicieron nido en ella.
De aquí fue hecho el alimento para los hombres y la gran alegría para los comensales. Por lo cual, oh dulce Virgen, en ti no falta ninguna alegría.
Eva despreció todas estas cosas. Pero ahora, alabado sea el Altísimo.


Oh Fortuna, poema inicial y final de Cármina burana. Letra: Anónimo, hacia el 1230. Música: Carl Orff (1895-1982)

CarminaBurana_wheel
Portada de Cármina burana

Oh Fortuna,
como la luna
variable de estado,
siempre creces
o decreces;
¡Que vida tan detestable!
ahora oprime
después alivia
como un juego,
a la pobreza
y al poder
lo derritió como al hielo.

Suerte monstruosa
y vacía,
tu rueda gira,
perverso,
la salud es vana
siempre se difumina,
sombrío
y velado
también a mí me mortificas;
ahora en el juego
llevo mi espalda desnuda
por tu villanía.

La Suerte en la salud
y en la virtud
está contra mí,
me empuja
y me lastra,
siempre esclavizado.
En esta hora,
sin tardanza,
toca las cuerdas vibrantes,
porque la Suerte
derriba al fuerte,
llorad todos conmigo. Sigue leyendo