Filosofía. Hank Green

Hank Green es, junto con su hermano John, fundador de Crash Course, un exitoso canal educativo de YouTube. uno de los primeros canales $100 millones de YouTube, que cuenta con más de 5 millones de suscriptores y ha recibido casi 490 millones de vistas de video. Además de filosofía, desarrolla series sobre ciencia, historia, literatura, mitología.

A continuación, la serie de filosofía, donde Hank discute los orígenes históricos de la filosofía en la antigua Grecia y sus tres divisiones principales: la metafísica, la epistemología y la teoría de los valores. También introduce la lógica y cómo usarla para entender y evaluar críticamente diferentes visiones del mundo.

Kant y la mente moderna

A Kant se le reconoce haber integrado en sus críticas —Crítica de la razón pura (1781), Crítica de razón práctica (1788), Crítica del juicio (1790)— los planteamientos filosóficos de su época. Por ejemplo, Descartes había hablado de ideas innatas (Discurso del método, 1637), pero Locke lo refutó argumentando que el conocimiento nace de la experiencia (Ensayo sobre el entendimiento humano, 1690), y Leibniz completó esta refutación al afirmar que, en efecto, nada hay en el intelecto que no hubiera estado antes en los sentidos, excepto el intelecto mismo (Nuevos ensayos sobre el entendimiento humano, 1704). Pero no los integró todos. De hecho, Givone señala que, si bien Kant dialoga con los ilustrados franceses, con los empiristas ingleses y con los metafísicos alemanes, “será para adoptar sus presupuestos pero destruyendo sus resultados” (1990: 33).

Ciertamente, Shaftesbury había insistido en la existencia en el ser humano de una facultad especial destinada a la aprehensión estética, y en que la armonía percibida como belleza es también percibida como virtud (Características de hombres, costumbres, opiniones y tiempos, 1711). En cuanto a Leibniz, se ha señalado que el tono profundo de su pensamiento es de carácter estético; por ejemplo, al impulso al que la mónada está sometida y según el cual se organiza espontáneamente, Leibniz lo pone en relación, por una parte, con el sentimiento de placer y la contemplación de lo bello, y por otra, con el ejercicio de la virtud y la aspiración a la perfección: el hombre siente placer cuando actúa conforme al fin que ha suscitado su acción, la conformidad con el fin se manifiesta bajo la forma de belleza (Monadología, 1714). Además, Vico había afirmado que la única verdad que puede ser conocida radica en los resultados de la acción creadora, de la producción; o, en otras palabras, que la verdad es poética (Principios de ciencia nueva, 1725).  Sigue leyendo