Pecados, vicios, malas mañas

Como quiera que los llamemos, perjudican y nos perjudican. El Catecismo de la Iglesia Católica define pecado y menciona los 7 pecados capitales:

1849 El pecado es una falta contra la razón, la verdad, la conciencia recta; es faltar al amor verdadero para con Dios y para con el prójimo, a causa de un apego perverso a ciertos bienes. Hiere la naturaleza del hombre y atenta contra la solidaridad humana. Ha sido definido como “una palabra, un acto o un deseo contrarios a la ley eterna” (San Agustín, Contra Faustum manichaeum, 22, 27; San Tomás de Aquino, Summa theologiae, 1-2, q. 71, a. 6).

1866 Los vicios pueden ser catalogados según las virtudes a que se oponen, o también pueden ser referidos a los pecados capitales que la experiencia cristiana ha distinguido siguiendo a san Juan Casiano (Conlatio, 5, 2) y a san Gregorio Magno (Moralia in Job, 31, 45, 87). Son llamados capitales porque generan otros pecados, otros vicios. Son la soberbia, la avaricia, la envidia, la ira, la lujuria, la gula, la pereza.

Cuál es el peor pecado? San Gregorio Magno pensó que la soberbia. Dante, quien narra en la Divina Comedia su camino al fondo del infierno, encuentra a los pecadores agrupados según la gravedad de sus faltas. Así, en ese orden, los pecados serían: pereza, lujuria, gula, ira, herejía, violencia, fraude y traición. Interesante. Peor que la lujuria y la gula, son el fraude y la traición.

Las virtudes con las cuales se pueden combatir los 7 pecados capitales son: humildad (soberbia), generosidad (avaricia), caridad (envidia). paciencia (ira), castidad (lujuria), templanza (gula) y fortaleza (pereza).

Hay muchas listas de pecados y virtudes. Por ejemplo, siguiendo la tradición platónica, la Iglesia Católica reconoce como virtudes cardinales (las más importantes): prudencia (virtud en la decisión), fortaleza (virtud en la emoción), templanza (virtud en el apetito) y justicia (virtud en dar a cada quien lo que le corresponde). Pero considera superiores las virtudes teologales (relacionadas con Dios): fe, esperanza y caridad.

Cuál es la virtud superior? Para san Pablo, santo Tomás de Aquino y la Iglesia Católica en general, la mayor de todas es la caridad. No obstante, san Agustín afirma: “Primero, la humildad; segundo, la humildad; tercero, la humildad”.

Según la Iglesia Católica, la manera de librarnos del pecado es a través de la confesión, un sacramento.

1131 Los sacramentos son signos eficaces de la gracia, instituidos por Cristo y confiados a la Iglesia por los cuales nos es dispensada la vida divina.

1210 Los sacramentos de la Nueva Ley fueron instituidos por Cristo y son siete, a saber, Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Penitencia, Unción de los enfermos, Orden sacerdotal y Matrimonio. Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y todos los momentos importantes de la vida del cristiano: dan nacimiento y crecimiento, curación y misión a la vida de fe de los cristianos.

A continuación, la experiencia de un pastor protestante cuando se confesó por primera vez:

Los 7 pecados capitales han actuado por siglos como una guía de desarrollo personal. Y lo siguen haciendo. Aquí les dejo una reflexión animada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s